Hemos visto y publicado un montón de pruebas en el nuevo Galaxy S5 y se ha comportado muy bien en ellas, pero creemos que ninguno de nosotros puede suponer que el nuevo smartphone de Samsung pueda sobrevivir a una escopeta disparada por un francotirador.

De hecho, podemos anticipar que el S5 queda destrozado y si la resistencia en algunas pruebas queda un poco en el aire en esta podemos asegurar que el Galaxy S5 no se ha fabricado con la intención de resistir a este tipo de pruebas mas violentas.

Os dejamos a continuación con el vídeo en cuestión, que no te puedes perder si te gustan los disparos a cámara lenta.