Después de la venta de la división relativas a la producción de los smartphones a Microsoft, Nokia firmó un contrato según el cual no le estaría permitido producir otros terminales para el mundo móvil, dedicándose exclusivamente al software, hasta diciembre de 2015.

Parece, sin embargo, que la empresa tiene otros planes en mente: con el lanzamiento de maps Here y Z Launcher para Android, Nokia ha estado muy interesado en el sistema operativo, así que esa especulación, tal vez era un poco demasiado fantasiosa y el tiempo de espera se refería tan solo a un año de espera. Nokia ha declarado que no estaría en la búsqueda de un dispositivo de gama baja como el Nokia X si no que buscaría un dispositivo respetable con un sistema operativo abierto y modificable.