PhoneSat

Se llama, como es lógico, PhoneSat , y es un satélite satélite muy pequeño (la imagen inicial da una buena idea), construido sobre la base del Nexus S, a pesar de que es todo un desafío para cualquiera poder ver las similitudes con el móvil Google.

Es un dispositivo que pesa menos de un kilo, puede ser controlado de forma remota, y sólo costó $7,500. Su versión 2.4 fue puesto en órbita hace apenas dos semanas y su propósito es poner a prueba un sistema para cambiar la orientación de los satélites espaciales y medir lo bien que se comportan los componentes estándar a lo largo de los años.