La reanudación de las hostilidades entre Samsung y Apple , y una reciente demanda colectiva contra Google por presuntas violaciónes antimonopolio a llamado la atención de los medios de comunicación del Acuerdo de Distribución de Aplicaciones Móviles (MADA), donde las empresas deben ponerse de acuerdo para incluir los servicios de Google en sus teléfonos inteligentes.

Según los informes, si un productor quiere usar siquiera una aplicación de Google en su dispositivo Android, se forzará la instalación del paquete completo. Además de esto, Google será el motor de búsqueda predeterminado, y otras aplicaciones como Google Play deben ser “lo más inmediatamente adyacente a la pantalla de inicio por defecto.”

El acuerdo es en realidad un “lo tomas o lo dejas”, que dará protagonismo al contenido de Google que también parece tener planes para confirmar que “Android es suyo” empezando por el logo de arranque , a través de una reducción de las interfaces personalizadas menos envasivas, y finalmente Silver Android , que podría sustituir a la línea Nexus, convirtiéndose en la primera verdadera serie de teléfonos inteligentes únicamente producida por Google.

Y la defensa de la competencia? Nos encontramos en el principio del dominio de Google?