moto-x-review-7

Es un teléfono con una pantalla del mismo tamaño que el Nexus 4 (4,7 pulgadas), pero en un cuerpo más atractivo y más pequeño. Tiene una resolución de 720p, pero poco preocupa la resolución más baja, si esto hace que su bateria dure bastante más. La cámara es adecuada no es genial pero se ha vuelto un poco mejor con las actualizaciones de software. Mejoras automáticas de los servicios de intercambio que hacen un poco más fácil de poderla disfrutar.

El hardware interno no es excepcional, pero está tan bien optimizado que no se dará cuenta, y toma ventaja de un par de núcleos de baja potencia. El Moto X se ha actualizado a la versión más reciente de Android – antes de que algunos de los propios dispositivos Nexus de Google, incluso –  estarás en apuros para encontrar algo mejor. El “siempre escuchando” Control Touchless y activa de la pantalla son sólo la guinda de un pastel ya bastante dulce. El precio 403€ no es del todo asequible pero para las personas que se lo pueden permitir es todo un lujo de terminal.

Hablamos de los teléfonos “sólidos”, y el Moto X realmente hace cumplir esa definición mejor que casi cualquier teléfono. Se siente bien en la mano, y tiene una muy correcta vida de batería que permite que no hayas de estar buscando una batería a partir de la hora de comer.