Entre los teléfono inteligentes más delgado del mundo (al menos entre los vendido en todas partes y no sólo en China) encontramos el Huawei Ascend P7 que en 2015 sin duda traerá un sucesor, que debería llamarse sin demasiadas fantasías Ascend P8.

Entre las características debemos encontrar 5,2 pulgadas de pantalla “full HD (mucho más grande que las 5” del año pasado), 3 GB RAM, SoC Kirin 930, 32 GB de memoria interna y un sensor para leer las huellas digitales, con disponibilidad prevista para el mes de marzo del 2015.