Durante el mes de julio de este año HTC parecía estar listo para dar inicio a la comercialización de un SmartWatch con muchas imágenes y los rumores al respecto, pero parece que la casa taiwanesa ha dejado de lado el proyecto.

Invertir recursos en un momento de crisis en un sector que todavía se describe como “experimental” no es la mejor opción para la empresa, que, gracias a la subida de los costes de producción y la ausencia de una verdadera novedad en comparación con la competencia ( LG , Samsung y Motorola en el primer lugar), optaron por el abandono de la idea.

El proyecto está paralizado, pero siempre existe la posibilidad de que HTC , en una fecha posterior, tal vez después de la presentación del iWatch de Apple o cuando sus cuentas estén más llenas, volverán a invertir en el proyecto.