Cualquier usuario de Google Play sabe que cuando busca las aplicaciones más populares, siempre hay un clon o dos. Mientras que Google hace un esfuerzo para eliminar este tipo de aplicaciones, es inevitable que no van a ser capaces de detener hasta el último clon que se publique. Ahí es donde esta patente recientemente concedida dentro Google ha ideado un método para comparar el código de otras aplicaciones para comprobar la copia, y hábilmente filtrar las aplicaciones de código fuente abierto.

Solicitada en julio de 2013, las complejidades de la patente llega a ser muy alta, teniendo en cuenta que Google no está tratando con un tema sencillo. A las aplicaciones se les dará un “rating” basado en lo mucho que se asemeja con el código de otras aplicaciones, y, presumiblemente, si es demasiado parecido a otros se la sacara de Google Play.

Google no ha hecho ninguna declaración oficial sobre si este sistema se integrará en Google Play, pero tiene mucho sentido que luchen contra la “pirateria” y el fraude dentro de su tienda de aplicaciones.

google-play-rating