En cierto modo, el uso de Google Glass está destinado a la controversia y discusión. A las muchas de las preocupaciones relacionadas con posibles violaciones de la privacidad, se sumó el  debate sobre el posible uso de gafas mientras se conduce: muchos estados de Estados Unidos están pensando en leyes específicas, pero Google no parece estar de acuerdo.

Según los informes de Reuters, ya se estarían haciendo cambios legislativos en las restrictivas leyes de Illinois, Missouri y Delaware para evitar el uso de dispositivos portátiles en la conducción.

Pero no son los únicos estados donde se discutió este tema: incluso Nueva York, West Virginia, Nueva Jersey y Maryland están, de hecho, teniendo en cuenta la posibilidad de introducir límites a la utilización de dispositivos tales como Google Glass, equiparándolos a la de un teléfono. Steve Farley, senador por Arizona clasifico las Google Glass como “un peligro claro y presente”.

Josph Miró, miembro de Delaware, dijo que había recibido de los grupos de presión un artículo acerca de un caso reciente en California, donde una mujer fue multada por llevar las Google Glass mientas conducia pero fue absuelta más tarde porque no había forma de averiguar si el dispositivo estaba en funcionamiento o no . Casos como éste demuestran que la introducción de restricciones es un camino poco factible, sobre todo teniendo en cuenta que las Glass se pueden integrar en gafas corrientes.

Por su parte, Google trata de calmar las aguas:

Google Glass se encuentra actualmente en manos de un pequeño grupo de testers, creemos que cuando todo el mundo tendrá la oportunidad de utilizar Glass por sí mismo, todo el mundo será capaz de entender que su uso no está destinado a distraer, sino para conectar mejor a las personas con el mundo de su alrededor.

¿Qué piensas? ¿Crees que el uso de Glass en la conducción debe estar prohibido o compartes la posición de Google , teniendo en cuenta el dispositivo como un recurso más que como una distracción? Danos tu opinión.