Que el nuevo Galaxy S5 es resistente al polvo y al agua gracias al IP67 ya lo sabíamos, pero al parecer Samsung ha hecho que el teléfono inteligente sea mucho más “robusto” en general, sobre todo si se relaciona con el modelo anterior. O al menos eso es lo que se trasluce de la prueba de caída de objetos.

No sólo cae de varias alturas , sino también lo torturan con diferentes pruevas, como la de ser pisoteado por los neumáticos de un coche, los dos teléfonos inteligentes fueron de hecho muy maltratados, y el ganador es bastante obvio.

Por supuesto, con estas pruebas no se puede dar por terminado el tema, aunque, como te imaginarás hay poca gente dispuestos a lanzar teléfonos inteligentes para destrozarlos, pero no dudamos que otros participarán en ensayos similares y que muchos querrán echar un vistazo a las características “escabrosas” de este Galaxy S5.