El Galaxy S5 tendrá una batería de “sólo” 2.800 mAh, donde muchos competidores ya están presionando a 3000 mAh, pero a juzgar por algunos de los textos que vienen de Corea, la gama superior de Samsung no tendrá mucho que temer en términos de autonomía neta.

De acuerdo con las imágenes presentadas, el S5 se mantiene al día con la competencia en todas las situaciones, tanto en la navegación web, los juegos como en las conversaciones telefónicas.

Obviamente, no podemos tomar estas pruebas como absolutas, y no vamos a dejar de repetirlas, pero los resultados se ven prometedores para el Galaxy S5, al menos desde este punto de vista.