Dong Nguyen, el desarrollador de Flappy Bird comunicó a través de un tweet que eliminaria su juego de las tiendas de Google y Apple y así ha sido.

El juego que ha sido un gran éxito en poco tiempo y ha hecho ganar alrededor de 50.000 dólares al día también ha provocado una multitud de acusaciones por plagio.

Su desarrollador ha dicho que está harto de la situación que ha surgido en torno a un juego que nació casi como una broma y parece que lo único que quiere es volver a su vida de antes que era sencilla y anónima.

Dong Nguyen ha anunciado que no tiene intención de vender el juego al mejor postor ya que después del anuncio debe haber sido inundado de propuestas y también ha dicho que tiene la intención de continuar dedicándose al desarrollo de juegos.

En estos momento ya podemos comprobar en las diferentes tiendas de aplicaciones que Flappy Bird ya se ha retirado.