Boeing, la compañía que fabrica principalmente aviones de combate y todo tipo de aviones y equipos de aviación, quiere entrar en el mercado de los teléfonos inteligentes Android con el Boeing Black. Lo que hace que el Black destaque entre la multitud es su láser de enfoque en la seguridad, el dispositivo cuenta con la parte superior de la línea de software de seguridad y hardware basado en la propia arquitectura PureSecure de Boeing. El dispositivo va a ser dirigido directamente a las agencias gubernamentales que necesitan ese tipo de seguridad.

Si el cifrado y elementos de seguridad en el teléfono no suficientes suficientes para que ti, el Black destaca como el teléfono más seguro nunca visto con una función de auto-destrucción. Si, se trata de romper físicamente el teléfono mientras este esta abierto, los sensores lo detectan y pasan a deteriorarse rápidamente borrando toda la información del teléfono, el estilo de James Bond.

Las especificaciones no están a un nivel de James Bond, por desgracia, con el deportivo Black sólo se sabe que tiene un procesador de doble núcleo y una cámara sin especificar. La batería es bastante miserable, también, llegando a sólo 1590 mAh. Las placas traseras son intercambiables, sin embargo,  que ofrecen diferentes características, que van desde un receptor GPS a un escáner biométrico, que es una característica bastante ingeniosa para especializar el dispositivo en una tarea determinada.

Boeing ha tratado de mantener la mayor parte de las otras especificaciones sobre el dispositivo desconocidas intencionadamente, ya que está diseñado para ser misterioso y altamente seguro. Tampoco han contado mucho acerca de una fecha de lanzamiento o el precio que va a tener, pero nos imaginomos que va a ser bastante caro, y es probable que no se pueda comprar de forma masiva, teniendo en cuenta que es un dispositivo emitido por el gobierno. Aún así, tal vez vamos a escuchar un poco más sobre Boeing Black en las próximas semanas.